¿Cómo mejorar tu Jiu Jitsu?

Hay un arte marcial que practico desde hace algún tiempo y que me tiene enamorado. Se trata del jiu jitsu brasileño, mundialmente conocido como BJJ, las siglas de su nombre en inglés.. Nunca pude imaginar que un deporte me pudiera llegar a calar tan hondo, y en agradecimiento me gustaría hacer mi aportación desde la psicología.

En jiu jitsu aprendemos a trabajar con un instinto básico, luchar. Este instinto es controlado por la parte más “animal” de nuestro cerebro. Aquí las emociones juegan mucho, este trabajo emocional se hace inconscientemente y es por tanto muy difícil de explicar o enseñar.

¿Recuerdas tus primeros días, en los que a tu cuerpo no le gustaba estar en el suelo?¿Cuándo acababas con los antebrazos doloridos y no querías perder? ¿Qué ha pasado desde entonces? ¿Ha cambiado algo? Quizás ahora incluso te sientas muy cómodo haciendo guardia, ¿verdad? O tengas un estilo definido. ¿Pero recuerdas que pasaba en tu interior cuando faltabas algunos días a entrenar y alguien a quien solías ganar te alcanzaba?


Existe una lucha en tu interior, en este deporte nos enfrentarnos a emociones muy difíciles de regular como el orgullo, la vergüenza, la frustración, la ansiedad…, por eso no es extraño escuchar a alguien decir “el jiu jitsu es terapéutico”, o ver que alguien que empieza a practicarlo empieza también a crecer mucho en otros ámbitos de la vida o sentir que cambias tú y empiezas a conocerte mejor.

Pues bien, a la hora de mostrarte como mejorar en Brazilian Jiu Jitsu, me basaré en el libro The Inner Game of Tenis” de Timothy Gallwey. Este autor es uno de los pioneros en la psicología deportiva, y aunque su libro se centre en el tenis es válido para cualquier deporte, ya que trata sobre la forma en que aprendemos y la forma en que te tratas a ti mismo.

Partamos de algo que queremos mejorar en nuestro juego o que estamos trabajando, pondré el ejemplo de “Aprender a hacer un berimbolo“, que ahora está tan de moda.

¿Cuál es la forma más normal de aprender un berimbolo o cualquier técnica? Que tu profesor, a la vez que la ejecuta, te vaya señalando verbalmente los pasos a seguir:

Coloca tu gancho así…, ahora agarra su cinturón…, mete la cabeza ayudándote de su cinturón…, justo cuando esté a la altura de su cadera…, gira sobre tus hombros…, coloca tu pierna contraria al primer gancho sobre su abdomen…, ahora con la mano que tenías agarrada su cinturón agarras su tobillo…, sigue girando… y ahora te impulsas de un salto hacia su espalda. No pretendo criticar a nuestros mestres, ellos se ganan su sueldo y respeto haciendo más cosas, pero ésa no es nuestra forma natural de aprender.

Las instrucciones verbales inundan nuestra atención. A nuestra parte del cerebro más insegura, miedosa, crítica y racional, le encantan las instrucciones verbales. Al igual que le encantan las recetas de cocina, los vídeos institucionales y seguirlos al pie de la letra. Pero esa parte de tu cerebro no es la que realmente realiza el berimbolo, A esa parte del cerebro los árboles no le dejan ver el bosque, se pierde en los detalles, se frustra, te insulta y te da más instrucciones verbales que te bloquean más y eso se transmite en un rendimiento mucho menor del que puedes dar.

La parte de tu cerebro que realiza el berimbolo es una parte inconsciente, sensitiva, intuitiva, emocional, esa parte del cerebro ve el bosque en su conjunto, no se preocupa de la corteza del árbol, se preocupa de admirar la belleza del bosque o de trepar un árbol si viene una alimaña.

Bien, pues ahora imaginemos que en nuestro interior tenemos dos luchadores, a partir de ahora Luchador Nº1 y Luchador Nº2.

  • Luchador Nº1: Es de naturaleza racional y consciente, es orgulloso, impertinente, y le da instrucciones de cómo tiene que hacer las cosas constantemente al Luchador Nº2 porque no confía en él.
  • Luchador Nº2: De naturaleza emocional e inconsciente, no entiende de instrucciones verbales, entiende de imágenes, sensaciones de movimiento, sonidos ambientales, sabores, olores y cariño.

Si quieres aprender o mejorar tu berimbolo de una forma más natural y rápida, sigue leyendo:

  1. Pídele a tu profesor que te lo muestre sin decir una palabra, que haga un berimbolo para que el Luchador Nº2 sepa cómo se hace. Si te da vergüenza pídeselo a algún compañero que sepa hacerlo muy bien.
  2. Observa con atención, no hables, no analices, no te des instrucciones. Eso es propio del Luchador Nº1, que querrá intervenir. Tan sólo observa con los ojos de un niño de 5 años. ¿Dónde coloca su pie? ¿Cómo coloca sus manos? ¿Qué puntos de apoyo utiliza? ¿Sobre qué parte de su cuerpo rueda? ¿Qué hace con sus manos y con sus pies para alcanzar la espalda?
  3. Ahora te toca a ti. Primero, antes de hacerlo, imagínate haciendo el berimbolo con detalle: ésa es la orden que entiende el Luchador Nº2 en esto se basan las técnicas de visualización.
  4. Y una vez que lo hayas imaginado, manos a la obra, ¡a probar!

 

Si te sale el berimbolo, ¡enhorabuena! Repítelo sin analizarlo una y otra vez.

Es muy posible que Luchador Nº1 piense que ha sido un golpe de suerte y empiece a dudar del Luchador Nº2. Pero no te preocupes, es normal, el Luchador Nº1 sólo quería sentirse orgulloso de haber seguido bien los pasos de la receta, es a lo que está acostumbrado.

Si no ha salido el berimbolo, puede que el Luchador Nº1 empiece a impacientarse, a frustrase y a intentar intervenir con sus instrucciones verbales llenas de insultos como “que torpe soy, así no voy a conseguir hacer un berimbolo en la vida”…, minando la confianza del Luchador Nº2. Pero no le dejes… Si no te sale, recuerda: ¿dónde estaban tus manos?¿Dónde estaban tus pies?¿Cómo has hecho el giro?¿Qué te ha faltado? Y vuelta a empezar: imagínalo y hazlo de nuevo.

Para mejorar en Jiu Jitsu la secuencia es:

1º Preparados, 2º Fuego, 3º Apunten. (NO ¡Preparados, Apunten, Fuego!)

· OTROS ARTÍCULOS ·

¿Cómo dormir mejor?

No soy un experto en insomnio pero al trabajar con estrés postraumático tengo mucha relación con él y con cosas que quitan el sueño. La solución a este problema si tu tiroides esta bien es bastante sencilla y aunque bastante decepcionante también, porque vas a tener...

Fobia a conducir

    La fobia a conducir o amaxofobia, es una de las fobias más simbólicas que me he encontrado, qué quiere decir esto: que más de la mitad de las veces no es al coche a lo que se le teme, sino a lo que simboliza conducir. Si tengo suerte y viene alguien a mi consulta...

Cómo influye el deporte en los niños

Este verano durante mis vacaciones se puso en contacto el equipo de Ertheo para hacerme una entrevista sobre cómo influye el deporte en los niños, la verdad es que cómo no escribo mucho sobre niños me hizo bastante ilusión hacerla, así que la comparto en mi blog para...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies