Cuando tu forma de solucionar problemas crea más problemas

Seguro que nunca te has planteado volver a comerte tu propio vómito.

Imagina que acabas de echar la pota y de pronto te dices “Vaya, quizá mi cuerpo se va a quedar sin esos nutrientes que acabo de echar y los voy a necesitar”, y volver a tragarte tu vómito. Seguro que no hace falta que te lo diga pero no va funcionar, te va entrar tanto asco que echarás lo que no tienes dentro del cuerpo..

Me encuentro mucha gente que en sus intentos de solucionar un problema, se crean muchos más problemas, incluso les agrava el problema.

El primer o segundo día de clase en la facultad de psicología, la profesora de Historia de la Psicología nos mandó a leer  “El Caso Dora de Sigmund Freud”. Y Freud le preguntaba a su paciente Dora algo así: ¿Cuál es tu grado de participación en el desorden del que te quejas?.

Muchas veces el grado de participación más perjudicial es lo que estás intentando hacer para arreglarlo.

Una persona con un ataque de pánico, empieza a notar que le falta el aire uhh fuuu uhh fuuu uhhh fuuuu uhhh uhhh uhhh uhhhh empieza a hiperventilar porque no le llega suficiente aire… Cuando tengo la suerte de que a alguien que hiperventila le da un ataque de pánico delante mío le digo… No te entra el aire porque ya tienes los pulmones llenos, primero echa todo el aire de tus pulmones y luego respira aire nuevo… ¡No te falta aire te falta sitio para el aire!

Las personas que sufren ataques de pánico, para solucionarlo, empiezan a evitar hacer lo que les dispara los ataques de pánico como hacer ejercicio intenso, tener relaciones sexuales o ir a sitios donde tuvieron esos ataques de pánico.. Lo que acaba desembocando en un deterioro de su relación de pareja y llevar una vida sedentaria por ejemplo, en la que el mero hecho de subir un escalera ya le provoca un ataque de pánico. ¿Te imaginabas esto?

Otro caso muy frecuente es no permitirse estar mal, un día te encuentras un poco bajo de ánimo o un poco nervioso, y como has escuchado que hacer mindfulness y meditar va muy bien para eso, empiezas a seleccionar compulsivamente videos de meditación en youtube, te subscribes a las newsletter de los que te prometen el oro y el moro, le das a seguir en spotify a todos los podcasts sobre crecimiento personal y música con mensajes subliminales y cuando ya estás intoxicado de información… eliges una meditación al azar y esta vez… no consigues relajarte… ¡Joder es que no consigo dejar la mente en blanco!  ¡Joder es que no consigo nunca nada!…Y entras en un bucle de automachaque… Es que soy un desastre, tendría… que haber empezado desde hace tiempo… debería que.. tendría que… y esto no tiene fín. No tiene fin porque realmente estás intentando evitar sentir emociones y las emociones son inevitables, y si tienes la pericia de conseguir evitarlas siempre acaban saliendo por otro lado. Échale un vistazo a lo que escribí en  “Lo tuyo es psicosomático”.

Tienes que saber que la solución intentada es eso, intentada. Una solución que no funciona o que funciona a corto plazo con un coste muy alto. Y nuestro cerebro cuando algo ha funcionado alguna vez por azar y de repente deja de funcionar lo intenta con más fuerza, lo intenta compulsivamente, y así lo vas a intentar aún más hasta que te des cuenta de que ya de verdad no funciona.

Y a veces hay que aprender a no hacer nada tan solo observar y mientras observas no estas renunciado a cambiar, estás aprendiendo a hacerlo.

Si lo que estás haciendo para solucionarlo no te está funcionando por favor, haz otra cosa.

· OTROS ARTÍCULOS ·

Curriculum A-alimenticio y Curriculum B-bienestar

Curriculum A-alimenticio y Curriculum B-bienestar

El año pasado leí un artículo  en El País “Si quieres que te vaya mejor en el trabajo (y en la vida), ten un ‘currículum B’ “de Pilar Jericó en el que hablaba de Antonio Garrigues presidente del despacho Garrigues y de Pedro Luis Uriarte economista banquero y...

Mi biblioteca personal

Mi biblioteca personal

Estos son los libros que puedes encontrar en en la estantería de mi consulta o repartidos por mi casa... algunos los he prestado y me los han devuelto, algunos nunca los presté, otros siguen prestados y aun no me los han devuelto y otros los he regalado y vuelto a...

Carlos Barea Navas - Doctoralia.es

7 + 2 =

Utilizar este formulario de contacto implica que aceptas el aviso legal y la política de privacidad.

CARLOS BAREA NAVAS © 2018 · TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
DISEÑO POR ELEVENONE.ES

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies